ÚLTIMAS NOTICIAS

↝ NUEVO SERVICIO: Métodos de Determinación, Identificación y Control de Micotoxinas en Ingredientes para la Nutrición Animal.

La contaminación con micotoxinas es un problema de graves repercusiones económicas y de salud; al cuidar el alimento que consumen los animales en producción se contribuye a la inocuidad alimentaria, que repercute en una mejor nutrición humana y en un menor número de enfermedades.

Las micotoxinas son compuestos químicos de bajo peso molecular, producidos por hongos, que tienen efectos patológicos tanto en humanos como en animales. Las micotoxinas llegan a afectar sistemas específicos del organismo pero generalmente dañan el hígado o los riñones por lo que alteran los procesos metabólicos del animal produciendo condiciones adversas que llevan a efectos como hígado pálido, agrandado y friable, inflamación de riñones, lesiones orales, disminución de la respuesta inmunológica, mala absorción de nutrientes, reducción del crecimiento, alteración de la fertilidad, etcétera. El grado del daño depende de las micotoxinas involucradas, del nivel de contaminación del alimento y del tiempo en que se ha consumido el alimento.

Entre las micotoxinas de mayor preocupación para la industria pecuaria se pueden mencionar: Aflatoxinas, Tricotecenos, Zearalenona, Fumonisinas, Ocratoxina A, Citrinina, Esterigmatocistina, Ácido Ciclopiazónico, Patulina, alcaloides del ergot, y Moniliformina. Estas micotoxinas se encuentran en la mayor parte de los insumos de la industria pecuaria, entre los que se pueden mencionar el maíz, el sorgo, la soja, los ensilados, la pasta de algodón e incluso la leche.

Por consiguiente, es necesario prevenir la aparición de micotoxinas en la cadena alimenticia. Para esto se debe ver el problema desde un punto de vista integral que incluya desde la producción de los granos hasta el consumidor final. Es claro que para la industria pecuaria es muy difícil poder influir en la etapa de producción de granos, pero si se puede exigir mejor calidad en los mismos de tal forma que se puedan evitar los problemas consecuentes. Esto es de suma importancia ya que se debe considerar que una vez formadas las micotoxinas es muy difícil evitar sus efectos negativos sobre la productividad. Además existen grandes problemas para obtener una muestra representativa de grandes lotes. Así pues, el objetivo de ALECoL es brindar un servicio rápido y confiable para determinar el nivel de toxicidad de los alimentos bovinos y/o leche. La determinación de micotoxinas es fundamental para controlar los efectos perjudiciales en la industria pecuaria.